jueves, 16 de febrero de 2017

Cazadores con piel de cordero.

En nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura tratamos de los argumentos de la Federación extremeña de caza justificando la pertinencia de sus talleres formativos en las escuelas. Para leer el artículo pulsar aquí.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Por un hijo, lo que sea

Diría que los españoles tenemos una especial dificultad para la abstracción, y que eso de que algo pertenezca o beneficie a todos nos parece un tanto irreal. ¿Quién es todos? En este país, para entender y hacerse entender hay que dar nombres y apellidos. Decir que un empleado de limpieza, un presunto informático o un profesor enchufados perjudican a todos parece no significar gran cosa, sobre todo si con ello se beneficia a personas concretas, de carne y hueso.


Pero sí que es cierto que el nepotismo perjudica a todos: promueve la idea de que los méritos y la competencia profesional son irrelevantes y que los puestos de trabajo son poco más que el derecho a una renta vitalicia (el viejo e hispánico sueño de la hidalguía). Todo esto, por supuesto, si hablamos de la administración (no de la empresa privada). Al fin y al cabo, trabajar para el Estado es trabajar para ese abstracto todos, que es como decir para nadie en concreto...  

Sobre todo este asunto del nepotismo trata nuestro última colaboración en El Periódico de Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Enseñar a cazar a los niños?

Por mucho que se quiera ocultar, el objeto y el sentido de la caza consiste, esencialmente, en entregarse al placer (parece que para algunos lo es) de acosar y matar animales salvajes. Se pueden usar mil eufemismos para esto. Se puede disfrazar al cazador de deportista, de ecologista (de armas tomar), de motivo turístico o de recurso económico. Se puede admirar el rico patrimonio lingüístico y cultural asociado a la caza (yo también he leído a Delibes). Pero el cazador es, ante todo, un señor (pocas veces, por cierto, he visto a una señora cazando) al que le gusta disparar a animales, sean perdices o elefantes, sin otra necesidad que la de entretenerse con ello. Y transmitir a niños de primaria esta afición a matar animales por diversión me parece, como poco, un tanto discutible.  
De esto trata nuestra última colaboración en El Correo Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

domingo, 12 de febrero de 2017

¿Más horas de religión?

El deseo irracional y soberbio de multiplicar las horas durante las que se adoctrina en catolicismo a los alumnos, y el hecho de denunciar, con datos ambiguos y argumentos sofísticos, a la administración que no se les hinca de rodillas, debería avergonzar a los prebostes de la Iglesia que apadrinan esta campaña (que no esconde, en el fondo, más que un problema laboral, como hicieron saber desde el principio los profesores de Religión). Y es la propia Iglesia (y no el Gobierno extremeño) la que se pone aquí a sí misma, innecesariamente, en el ojo del huracán. Su reiterativa imprudencia acabará por tener efectos. Tarde o temprano vendrá un gobierno, tan valiente o más que el extremeño, a acabar con sus privilegios heredados. Un gobierno que, al fin, ponga a la Iglesia católica en el lugar que le corresponde.
De todo esto trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí

miércoles, 8 de febrero de 2017

¡Comienza la 8ª temporada de Diálogos en la Caverna en Radio 5!

Ya ha comenzado la octava temporada de Diálogos en la Caverna, nuestro programa de filosofía divulgativa en Radio 5, de Radio Nacional de España. Y hemos empezado con estas dos entrevistas (las primeras que conceden después de muertos) a Karl Marx y Arthur Schopenhauer. Podéis escucharlas aquí y aquí. 





sábado, 4 de febrero de 2017

Fanatismo y modernidad.

La islamofobia y el ultraconservadurismo reaccionario del nuevo presidente de los EE.UU y – no hay que engañarse – de gran parte de la sociedad estadounidense son una expresión más del grado de fanatismo ideológico que comienza a proliferar en los países occidentales (y no solo más allá de sus cada vez más blindadas fronteras). Las causas de este integrismo (moral, político, religioso...) son muchas y difíciles de desentrañar. Algunas apuntan a un proceso degenerativo que viene de lejos, que tiene relación con los cambios históricos que constituyen el asiento de la modernidad europea, y que solo a través de una profunda reforma moral y educativa podríamos aspirar a revertir.
(Sobre esto trata nuestra última colaboración en El diario.es Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí)


jueves, 26 de enero de 2017

La moral no viene de los monos.

.
Cada dos por tres aparece en los periódicos la penúltima investigación sobre la naturaleza natural de la moral. Una veces es el cerebro la clave para desentrañar los problemas éticos. Y otras es la conducta animal, de la que – según nos dicen – la moral humana sería una simple prolongación. Son dos formas clamorosas de reduccionismo falaz, pero gustan mucho al público, especialmente al que se cree más descreído (pero muestra una fe bastante crédula en la ciencia)...
Sobre esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

miércoles, 25 de enero de 2017

Desde Rusia con amor

Supongo que ya lo saben. El Parlamento ruso, a propuesta de dos parlamentarias del partido ultraconservador Rusia Justa, parece resuelto a despenalizar la violencia doméstica de “carácter leve” (la que no provoca más que arañazos y moratones) y no reincidente (no más de una denuncia al año), convirtiéndola en una simple falta administrativa. Dicho con más claridad, los padres de familia rusos podrán pegarle una paliza de tipo estándar (sin lesiones graves) al año a su mujer o a alguno de sus hijos, sin exponerse más que a una multa y unos días ayudando en misa. Digo lo de misa porque la iglesia ortodoxa, que afirma estar de acuerdo con la medida, siempre que la paliza sea “desde el amor” (sic), parece la más indicada para aprovechar los días de trabajo gratuito a la comunidad de sus feligreses más impulsivos (aunque siempre “justos”)... 

De este asunto trata nuestra última colaboración en El Correo Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí. 

domingo, 22 de enero de 2017

La religión en la escuela. Por qué el laicismo se equivoca.


Todos los contenidos educativos tienen que ver, aunque no, desde luego, en el mismo grado, con creencias y dogmas: los humanísticos, los artísticos y los científicos. Ni el cientifista más iluminado (por la razón) podría mantener que la ciencia (por ejemplo) pueda construirse sin axiomas, postulados, supuestos, metáforas y visiones del mundo indemostrables y, por tanto, dogmáticas. No digamos de las humanidades o el arte. Un saber absolutamente crítico y libre de dogmatismo solo cabe encontrarlo (y de manera ideal) en la filosofía, aunque esta, y justo por eso, no llegue a ser nunca un saber, sino solo la pretensión de serlo...  Además, y de otra parte, la religión no es solo dogma. Los teólogos también existen. Y razonan. No es nada fácil encontrar intelectuales con el nivel de sutileza y rigor lógico de los grandes teólogos que jalonan la historia del pensamiento occidental (y oriental)... De todo esto trata nuestra última colaboración en el diario.es Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

jueves, 19 de enero de 2017

Oposiciones para los "nuestros"

La mayoría de las comunidades hace todo lo posible por constreñir la llegada de los otros, de los que “no son de aquí”, poniendo mil obstáculos, desde la exigencia de dominar la lengua vernácula a la torpe política de hacer coincidir las fechas de los procesos selectivos. Este juego endogámico y clientelar entre administraciones, sindicatos y docentes solo sirve para satisfacer intereses (empleo, votos) que nada tienen que ver con la calidad y los fines de la educación...
Sobre esto va nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

sábado, 7 de enero de 2017

El significado filosófico del Año Nuevo.


Si en Navidad se celebra la unidad entre lo trascendente (lo divino) y lo inmanente (el mundo), a través de la figura del Dios hecho hombre, en Año Nuevo se celebra algo parecido: la propia estructura intemporal del tiempo, la raíz constante en todo cambio, el tema invariable de las anuales variaciones.

Para algunos filósofos, como Nietzsche, la estructura del tiempo es circular. Todo lo que sucede volverá a suceder, en un eterno retorno. Todo se repite porque la realidad es sin principio ni fin, y no tiene otro sentido que el de ser, ella misma, una y otra vez. En muchas culturas, el tiempo se entiende también así: como un ciclo incesante de repeticiones, como una eterna danza circular, sin más sentido aparente que el de celebrarse, rítmicamente, una y otra vez.

Para otros filósofos, y en otras culturas, como la nuestra, el tiempo tiende a comprenderse, más lineal que circularmente, con principio, sentido y fin, como una historia en que cada suceso representa un paso adelante hacia la consecución de una meta final.

martes, 3 de enero de 2017

Año nuevo con los culos de Maluma

Si en la letra de “cuatro babys”, la famosa canción de Maluma que ha provocado tanta indignación, las mujeres se reducen a un amasijo de pelo, labios y nalgas sin mucha voluntad (“chingan cuando yo les digo / ninguna me pone pero), pero eficientes (“Y es que todas maman bien / Todas quieren chingarme encima de billetes de cien”), en “borro cassette”, la alegre canción con que TVE inauguró el pasado domingo el año, la mujer es fundamentalmente algo a lo que emborrachar para llevarse a la cama (“te dije mami, tómate un trago / Y cuando estés borracha pa´mi casa nos vamos”). Ni que decir que la coreografía de las cuatro bailarinas representaba a la perfección el modelo femenino elegido para ilustrar la apertura televisiva del año, o de lo que sea que haya que abrir ante el renovado empuje del macho macarra y castigador que representa el tal Maluma. Como vieron, todo un poderoso mito que contar en los ritos mediáticos de renovación anual de nuestros sagrados valores: las mujeres exhiben y contonean el culo, preferiblemente borrachas, y el varón es el chulo que las chinga sin oír un pero. De este hilo de Ariadna se puede desovillar el resto del laberinto de nuestra minotaurica cultura... Sobre esto trata nuestra última colaboración en El Periódico Extremadura. Para leer el artículo completo pulsar aquí.

lunes, 2 de enero de 2017

¡Petardos!


Vivo en uno de los países más ruidosos del mundo. Se nota cuando viajas por Europa y descubres, sorprendido, que la gente conduce sin tocar el claxon, que se puede hablar por la calle con normalidad, o andar por tu casa sin oír los gritos del vecino o tener que tragarte sus programas de televisión, o simplemente que se puede dormir de un tirón, sin que te despierte al borde del infarto el tubo de escape de algún motorista oligofrénico...