miércoles, 20 de junio de 2012

A mis alumnos (fin del curso 2011/12).





Bueno, queridos cavernícolas (los de la caverna del Sta. Eulalia), hoy se nos ha acabado el curso. Un año de clases del que, al cabo de los años, casi solo recordaréis.... Me pregunto qué… Lo del Womad, seguro… Lo de debatirlo todo, quizás… Con que tan solo recordarais eso (lo de debatirlo todo) me daría con un canto en los dientes. Y seguiría debatiendo con vosotros, aún sin dientes, como los viejecillos. Porque os voy a echar de menos… ¿Que por qué? ¡Vosotros no sabéis lo bonitos que se os ponen los ojos tan abiertos (bueno, menos a segunda hora)! ¡Ni el regalo que es veros sonreír (pese a mis chistes malos)! ¡Pero, sobre todo, voy a echar de menos nuestros debates, todo lo que me habéis hecho pensar, la lucidez, la libertad y la emoción con que habéis sabido jugar a este juego de preguntas sin respuesta que son el Amor, el Mundo, Vosotros mismos, la Verdad, el Bien, la Belleza...!
 
¡Y yo, a cambio, me he portado tan mal! Os he fustigado con palabras estrafalarias (como “inmanentismo dualista fuerte”, qué fuerte), con rollos increíbles (como el del “dos”, ¡a las dos de la tarde a veces!), y con preguntas sin fin...Y, ay, a veces (espero que pocas), con mi mal humor, mis pedanterías de profesor, y con alguna que otra crueldad injustificada. Perdonadme por todo eso (no ha sido por maldad, ya sabéis, sino por pura ignorancia). Espero haber aprendido algo de lo MUCHO que me habéis enseñado…

¡Me gustaría deciros tantas cosas!... Pero no, no os hagáis ilusiones. No puedo deciros la Verdad esa que me pedíais, porque (como sospechabais) no la sé. Solo puedo  recordaros esas hermosas ideas que nos han salido, como flores por la cabeza, clase tras clase: Que todo, en este mundo, ha de tener sentido, y que saberlo es condición para amarlo y para cambiarlo… Que no hay que tenerle miedo ni a la vida ni a la muerte… Que las personas estamos hechas de la materia de los sueños… Que no hay hombres malos, sino tan ignorantes y desgraciados que merecen todo el bien que podamos hacerles… Que la verdad y la bondad es lo que nos vuelve guapos y bellos… Y que este laberinto maravilloso en que gozamos y penamos solo lo recorre y lo resuelve el Amor, ese poderoso demonio (o serpiente) que nos abre los ojos y nos lanza como un rayo, desde la tierra al cielo de las ideas, allí desde donde todo adquiere verdadero valor y sentido...
Ah, y que sois un cielo...lo mejor del Instituto. El mundo que viene va a ser mucho mejor...gracias a vosotros, estoy seguro.  



Así que, un abrazo enorme a todos. Mucho ánimo para los que tendréis que verme la jeta en septiembre. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Y que paséis un felicísimo verano!!!!!!!!!! 





 Para los que queráis hacer alguna consulta durante este verano, podéis escribir aquí mismo, en un comentario, o bien a mi email:  filosofiavictor@gmail.com.

23 comentarios:

  1. si,las personas estamos hechas de la materia de los sueños…de semen!

    ResponderEliminar
  2. Yo también diría muchas cosas pero aquí me tienes llorando como una magdalena jeje propio en mí...
    Así que solo decir que ha sido un verdadero placer conocerte y que me siento muy afortunada de haberte tenido como profesor porque eres de lo mejor :) supongo que nos veremos por el instituto y eso pero de todos modos buen verano para ti también y gracias por hacernos las clases más amenas, enseñarnos grandes cosas y por ser como eres

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidaba XD
    A palabras necias, oídos sordos :)

    ResponderEliminar
  4. Nerea, muchas gracias a tí. Todos sois estupendos, pero TÚ, especialmente tú...eres un prodigio de sensatez y sensibilidad, de inteligencia y emoción. Espero no perderte la pista, no sobran las personas así. Un abrazo y feliz verano!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo: bueno, hombre... pues también de la materia de los sueños eróticos, que tampoco están mal

    ResponderEliminar
  6. Este curso de filosofía ha sido genial, he aprendido mucho y ha cambiado mi forma de ver las cosas, con todas las preguntas que nos hemos hecho a lo largo del curso he abierto los ojos en muchos aspectos, y creo que algo menos ignorantes hemos salido todos jaja más sabios. Me da mucha pena despedirme de este curso, por que ha sido genial, y ojala todos los profesores fueran como tú, nos has enseñado mucho y por mi parte he aprendido cosas que al empezar ni me imaginaría que me cambiarían tanto, y ahora gracias a las clases, al gran profesor que hemos tenido y a la filosofía, ya sé lo que quiero estudiar jaja y bueno muchos saludos! feliz verano y que yo seguiré comentando si hay nuevas entradas. (:

    ResponderEliminar
  7. Elena:
    Muchísimas gracias a tí, ha sido un enorme placer conocerte. Bueno, ya te conocía, de cuando éramos vecinos y tú muy pequeñita (jaja, el jaleo que armábais tú y tu hermana, ;-). Pero ha sido una maravillosa sorpresa encontrarme con la persona tan madura, inquieta (en un sentido mucho más profundo) e inteligente en que te has convertido. Todos hemos aprendido de tus observaciones en clase, y seguro que aprenderemos mucho más aún de tí en el futuro. Un abrazo y un felicisimo y luminoso verano!!

    ResponderEliminar
  8. a mi me da igual profe de lo que estemos hechos pero gracias a este año de continuo estudio y reflexion sobre la vida y lo bueno, lo malo etc... sigo diciendo que el cristianismo es lo mejor jajajaja yo quiero otro debate.
    yo contra el universo... muahahahahah xD

    ResponderEliminar
  9. Adolfo mira esto: http://www.youtube.com/watch?v=SUDUer2YB7Q&feature=results_video&playnext=1&list=PLDEE1DD129FA6BFCC yo pienso igual que Spinoza si existe un dios tiene que ser así y creo que la religión es solo un invento de los seres humanos para manejar (;

    ResponderEliminar
  10. Adolfo: te veo poseído (por la alegría del final de curso, claro, ;-D), no sé si el universo estará preparado.
    Ah, y mírate lo de Elena, y empezamos el debate por ahí.
    Un abrazo fuerte y feliz verano!!

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    A mí este curso me ha encantado, y además, me ha sido muy útil(como todos los cursos, solo que éste me ha servido también para darme cuenta de que los otros cursos me fueron útiles, lo cual es más útil aún).
    Es más, me siento totalmente revitalizada, con una forma de pensar completamente distinta(y más eficaz), y una forma de enfocar los sucesos de una forma mucho más serena y meditada... ¡Estoy encantada!(y muy satisfecha conmigo misma).
    Solo toca ver si el curso que viene será también tan maravilloso.

    En cuanto a mis compañeros y profesores, magníficos!
    Creo que nos llevamos bien todos, o en el peor de los casos... nos soportamos(jaja!), y se agradece. Las clases en general han sido muy agradables.

    Y por último... pero no menos importantes; las clases de filosofía. ¿Qué decir de ellas?
    Aluciné el primer día... literalmente.
    No sabía qué pensar, qué decir(ya que tras unos cuantos intentos de rebatir los inesperados y aparentemente locos argumentos del profesor, me di por vencida!).
    Desde el principio me interesaron mucho estas clases; por una parte me sentía liberada de la carga del resto del día, por la novedad a la hora de dar las clases(intrincados debates de peliagudos temas... pero debates amenos después de todo), y por otra parte no quería que llegara nunca jamás la hora de dar filosofía... estaba hecha un lío con mi forma de pensar(y con mi propia opinión acerca de los temas debatidos... ya no estaba convencida!). De todas formas, la curiosidad estaba ahí, para bien o para mal.

    Poco a poco fui asimilando que no había respuesta correcta para todas nuestras preguntas, y que para mí solo sería correcto(o menos incorrecto) aquello que a mí me pareciese verdad(tras un tiempecito de reflexión, cómo no!). Cada vez que hablaba lo hacía(o intentaba hacer) tras haber escuchado lo más importante que me tenían que decir, y sobretodo, tras haberlo pensado... Por fortuna mis respuestas, como al principio de curso, no eran lo primero que se me pasara por la cabeza, y cada vez me exigía respuestas más convincentes, sin lagunas... Hasta que finalmente considero que he crecido enormemente como persona, y además, he afianzado mis objetivos y mis ideales con motivos que realmente me convencen(y no por forzarme, claro está)... y aunque esté segura de lo que quiero, siempre estoy abierta a cambiar de opinión por una alternativa mejor.

    En conclusión, por todo esto y más motivos(que no me pararé a decir, porque es bien sabido que soy una parlanchina de parrafadas...), me ha encantado la filosofía! Y más que la filosofía, la forma que teníamos de tratarla en clase, ya que estoy convencidísima de que no hubiera sido igual de otra forma(con otra clase, otro profe, etc.)
    Así pues, muchas, muchas gracias a todos :). A mis compañeros, y mis profesores, por hacer unos días tan memorables y constructivos para mí(aunque claro... Muchos no lo leerán! Pero llevo la gratitud en mi mente, mi corazon, mis sentidos... y todo lo que haga falta!).

    ¡¡¡¡¡Saludos y disfrutad de un espléndido verano!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Cristina: muchísimas gracias y felicidades a ti por, bueno, por tantas cosas... Pero, sobre todo, por ser lo que eres. Si las personas que rigen el mundo fueran la mitad de inteligentes, sensatas, coherentes, receptivas, constructivas, dialogantes, buenas y maduras que tú, la Tierra sería ya el paraíso. Y lo digo sin exagerar. No eres el único alumno al que le diría todo eso, pero sí de los que más lo merecen. Me he quedado muy satisfecho con el curso (aunque siempre me sabe a poco, nos han faltado muchas semanas para completarlo), y en la mayor parte os lo debo a vosotros. Después de conoceros en clase se me hace imposible ser pesimista con respecto al futuro. No sé cuál va a ser tu puesto en la sociedad, pero hagas lo que hagas, será un privilegio y una enorme garantía tenerte ahí.
    Por demás, una de las sonrisas (y de las miradas más claras y lucidas) que echaré de menos (al menos, este verano, ya se verá el curso que viene) será la tuya, seguro.
    No hace falta decir que, para todo lo que quieras, aquí me tienes, como a un igual, de filósofo a filósofo.

    ¡¡Un abrazo y muy feliz verano!!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Ana. ¿Sabes ya lo que es "bonito" o "bello", jeje? Un saludo y muy feliz verano, te lo mereces!

    ResponderEliminar
  14. Maria San. 1 Bach B28 de julio de 2012, 15:36

    hola victor soy maria santero 1 B
    voy a empezar a estudiar ahora filosofia para septiembre pero tengo una duda...
    ¿me presento con todo el curso a septiembre , o solo con lo que e suspendido?

    ResponderEliminar
  15. Hola María. Solo tienes que examinarte de los bloques I (¿Por qué somos todos filósofos?) y III (¿Quién soy yo (bueno, y también los demás)?).
    Ánimo y feliz verano!!

    ResponderEliminar
  16. Victor como te va el verano?
    Pasate si quieres por mi blog, estoy de vacaciones en NY
    un saludo :)

    ResponderEliminar
  17. Hola Ana. ¡Qué guay, pasar una temporada en la capital del mundo! ¡Y que bueno es viajar y salir un poco de nuestro mundillo, y conocer personas de todos sitios..! Eso es lo que hacían los filósofos más antiguos para empezar a hacerse sabios: viajar por todo el mundo... Un abrazo y pasátelo muy bien!

    El blog de NY está muy bien; estas hecha toda una escritora de viajes. Y el de ciencias no lo conocía, mmm, parece muy sugerente.

    ResponderEliminar
  18. Ah, yo en mi casa, pintándola y haciendo limpieza, así que mira tú que vacaciones...jaja. Si no fuera por el ratito con los libros...

    ResponderEliminar
  19. Jajajaa pues sí, estoy en un campus en Nueva York y me lo estoy pasando muy bien, cada vez falta menos para el instituto pero eso ahora no lo pienso :)
    Nos vemos pronto y que te valla bien el verano con tus libros.

    ResponderEliminar
  20. victor el tima de ¿quien soy yo (y los dema)?Era el del bipedismo las emociones y eso?

    ResponderEliminar