martes, 19 de enero de 2010

¡Qué toda la vida es sueño...!



¿Y si todo esto que vemos, el mundo físico que describen los científicos, no fuera más que un sueño?... En los sueños y las alucinaciones también veo un mundo llenos de cosas que se mueven... ¿Cómo sé yo que todo este mundo que tengo ante mí no es una creación de mi mente? … ¿No son acaso los colores o los sonidos “efectos” que se generan en mi cerebro?... ¿Por qué no pensar que también las cosas, con sus volúmenes y sus movimientos, no sean más que imaginaciones mías?... ¿No podría ocurrir todo en el espacio imaginario de mi mente y durante el tiempo que tardo en imaginarlo?

En la película Matrix, unos malvados extraterrestres mantenían a los humanos en unas enormes probetas llenas de líquido y alimentados por sondas, pero tenían sus cerebros conectados a un programa de ordenador que les hacía vivir una vida virtual. ¿Cómo podemos estar seguros de que no nos ocurre AHORA algo parecido?

Por cierto: a esta teoría, según la cual la realidad es una representación de mi mente, se la conoce como IDEALISMO SUBJETIVO o MENTALISMO.

Los científicos suelen defenderse de ella afirmando que las observaciones y experimentos científicos son “intersubjetivos” (participan varios observadores). Esto garantiza, según ellos, la objetividad de lo que vemos…. Pero: ¿No podrían ser esos otros observadores parte de mi propio sueño? ¿Cómo se yo que los otros (las otras mentes) no son una visión (o suposición) de mi propia mente?... A esta, aún más extraña teoría, se le llama SOLIPSISIMO. Y afirma que lo único que puedo saber con certeza que existe es: ¡Mi propia mente!... De todo lo demás puedo dudar. Pero no puedo dudar de mi propia duda. ¡Dudo luego existo! (Decían San Agustín o Descartes)…

¿CÓMO PODRÍAMOS SABER CON SEGURIDAD QUE EL MUNDO QUE VEMOS Y EXPERIMENTAMOS NO ES UN SUEÑO O ALUCINACIÓN DE NUESTRA MENTE?

Ahí va este fabuloso cuento de Julio Cortazar, por si alguien no tenía aún claro que la frontera entre la realidad que vemos y el sueño...¡No existe!
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/nocheboc.htm


También podrías ver la película "El Show de Truman", o la estupenda novela corta de Adolfo Bioy Casares: "La invención de Morel"... En ambas reaparece el mismo problema...

11 comentarios:

  1. Pero aunque todo esto fuese producto de nuestra mente y viesemos la realidad distorsionada no podría ser demasiado diferente de la realidad porque no podemos ver cosas que no existen ¿no? No podríamos ver a un perro por ejemplo si en realidad no existiese pues no lo conoceriamos (aunque quizás no lo viesemos como es realmente).
    Y si todo esto fuese un sueño... no podemos hacer mucho por intentar saber si somos parte de él o no porque seríamos nada más que producto de la persona que nos sueña que quizás ni se acordaría de nosotros cuando se despertase...
    Elena dl.g

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena. Excelente observación la primera que haces. Si la realidad que veo, toco, etc., es un sueño, también ha de existir. Solo cambiamos el "lugar": en vez de existir en un mundo físico independiente de mi mente, existe en mi propia mente. En el fondo no hemos resuelto gran cosa, pues exista donde exista, el mundo que vemos tiene el mismo problema: es ilógico, carece de estabilidad y límite, etc...

    En cuanto a lo segundo que dices, es también muy interesante. Si fuésemos producto del sueño de otra mente: ¿podríamos aspirar a saber si somos o no parte de ese sueño? Solo si esa mente sueña que se pregunta si está o no soñando (pregunta que, por cierto, es frecuente en nuestros sueños, ¿no?). Confiemos en que la mente que nos sueña es racional y, por tanto, no dejará de hacerse preguntas que sean racionalmente necesarias, ni siquiera en sueños. Y confiemos, además, en que esa mente sea perfecta y no olvide lo que sueña. Si la Mente que nos sueña (imaginémosla como un Dios o algo así) es racional y perfecta, nosotros tenemos sentido (si nos sueña será por algo). Por cierto: fíjate que preguntarnos si la supuesta Mente que nos sueña es racional es como preguntarnos si la realidad en que estamos es racional...Si lo es, hay esperanza de que podamos comprender algo (o incluso todo, ¿no?)...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. La posibilidad de que el mundo sea un sueño, me recuerda a una historia corta; que incluso tiene su propia canción, empieza con un sueño. En el principio de la canción dice:


    En algún lugar había un pequeño sueño.
    Nadie sabía quien llego a soñarlo.
    Era realmente un pequeño sueño.

    El pequeño sueño pensó,
    “No quiero desaparecer de esta forma
    ¿Como haré para que la gente me mire?”

    El pequeño sueño pensó y pensó...
    Y finalmente encontró la solución.

    "podría conseguir que las personas permanezcan dentro de mi,
    y ellos crearan mi mundo"


    Luego, el pequeño sueño empezaba a buscar a personas para que estuvieran en su mundo y se convirtieran en Alice (se refiere a Alicia como Alicia en el país de las maravillas, es parecido xD) pero al final no valía ninguna.

    Dejo el link aquí del primer trozo, es corta la historia, aunque esta en japonés y con subtítulos en español claro >.< (puede dar algo de miedo)

    http://www.youtube.com/watch?v=8dpJftvQ2Jc


    Es interesante ^^

    Mata ne!

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero qué pasaría si descubriésemos que somos parte de un sueño…? Realmente nada ¿no? Porque o bien al descubrirlo se terminaría el sueño y la persona que nos sueña se despertaría (se acuerde después del sueño o no…); o bien si descubrimos que somos parte de un sueño… podemos verlo como algo negativo porque ¿qué sentido tiene ser parte de un sueño que cierto día se termina? No seríamos personas reales sino personajes que brotan de la mente o el subconsciente de otra persona… por lo que no seríamos libres ni para descubrir en qué realidad nos encontramos; estaríamos “condenados” a la realidad del sueño y nunca podríamos formar parte de la verdadera realidad porque seríamos tan solo personajes. (¿Y esa persona que nos sueña sería también parte de un sueño?... Un callejón sin salida!)
    Elena dl.g

    Saluds

    ResponderEliminar
  5. Hola Mizu, es precioso tu cuento. ¿Por qué crees que nadie valía para habitar ese sueño? ¿Quién crees tú que es realmente Alice?

    Muchas gracias por enseñárnoslo.

    Mata ne

    ResponderEliminar
  6. Hola Elena.

    Quizás todo esto te parece extraño por lo que implica de misterioso la palabra "sueño". Pero cambia esa palabra por la palabra "mundo". ¿Qué pasaría si descubriéramos que no somos más que elementos de un mundo sujeto a leyes exactas y en que está determinado por la lógica todo lo que ocurre? Al descubrirlo no se acabaría ese mundo ni sus leyes (igual que al descubrir que todo es un sueño no tendría por qué acabarse el sueño ni aquello que nos sueña).

    De otro lado, ni en el sueño ni en el mundo parece que seamos libres (en el sentido de que no podemos hacer más que lo que está establecido por el que nos sueña o por las leyes del mundo que habitamos), aunque de ahí no se deduce que no podamos darnos cuenta de nuestra carencia de libertad. ¿No? Algunos filósofos han pensado que nuestra única libertad consiste en llegar a conocer las leyes que nos gobiernan... ¿Qué te parece?

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    La verdad es que parece menos extraño si cambiamos mundo por sueño (o bueno el mundo es igual de misterioso que un sueño, depende desde donde lo miremos); pero si que tienes razón en que porque descubramos la realidad el mundo no se acabaría al igual que un sueño, pero si que es verdad que el sueño se acabaría algún dia aunque bueno esto se podría comparar con nuestra muerte en el mundo ¿no?
    Tiene bastante sentido lo último que dices; tendremos que aceptar que nuestra libertad es limitada... ¿pero qué pasaría si descubriesemos y entendiesemos todas las leyes? Es bastante complicado de imaginarselo porque seríamos seres perfectos y además ya no tendríamos unos de los rasgos que más nos caracterizan: el hacer preguntas sobre todo, porque ¿qué ibamos a preguntar si lo comprendemos todo?
    Elena

    Saluds!

    ResponderEliminar
  8. Hi sensei. Nandemonai ^^ (no es nada o de nada) Me alegro de que guste ^^

    “¿Por qué crees que nadie valía para habitar ese sueño?”

    Pues posiblemente sea por que las personas a las que escogía no eran como el pequeño sueño quería, no se, esto de descifrar significados en cuentos no se me da bien.

    “¿Quién crees tú que es realmente Alice?”


    Creo que es la persona del sueño, su supuesto yo, quien es realmente, esta buscando quien es, pero no se encuentra, para que le recuerden tiene que ser primero el mismo, como tiene que ser.


    Algo así quizás creo que cuando se sueña con personas a veces tiene ese significado, la persona con la que sueñas tiene una parte de lo que quieres llegar a ser, por que te gusta como es o algo de eso.

    No sé. ¿Qué te parece a ti?


    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  9. Hola Mizu:
    Los sueños (sobre todo cuando se sueña despierto) siempre reflejan lo que queremos llegar a ser. Son casi lo más valioso de nosotros, nuestro mejor yo. Y aunque parezcan inalcanzables (quizás lo sean) son lo que nos empuja a ser mejores cada día.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Sensei ¿cómo sabes interpretar significados de estos? Yo quiero aprender T.T

    Por cierto… ¿quizás lo sean? Eso es pesimismo, claro que no se puede si primero no crees en ello, o en nosotros mismos para poder llegar a ser o incluso hacer lo que se quiere.

    Mata ne! >.< ^^

    ResponderEliminar
  11. Hola Mizu

    Interpretar cuentos y sueños es lo mismo que conocer el mundo (este mundo que algunos dicen que es un cuento o un sueño, o un cuento sobre un sueño...). Fíjate en el esquema que hemos propuesto (el cuento de todos los cuentos) y aplícalo a todo lo que quieras, a ver qué te sale...
    Lo del "quizás" es más humildad que pesimismo. Yo creo que son alcanzables, aunque no sabemos cuándo...

    Mata ne (ja, ja, cada vez me pones signos nuevos: >.<... Me vas a tener que hacer un diccionario).

    ResponderEliminar